Página principal

Ir a Viaje 2006


Presentación Roma 1 y 2 Vaticano-Roma 3 y 4 Pompeya Nápoles 1-Paestum Nápoles 2

  1. 7º.- 28 DE JUNIO, MIÉRCOLES: NÁPOLES.
    1. Cappella Sansevero
    2. barrio del Vomero,
    3. Museo Archeologico Nazionale  
    4. mercadillo
  2. 8º.- 29 DE JUNIO, JUEVES: ROMA-MADRID-DÚRCAL.
  3. RELACIÓN DE MONUMENTOS, MUSEOS Y LUGARES DE INTERÉS VISITADOS:
    1. ROMA:
    2. POMPEYA:
    3. NÁPOLES:
    4. PAESTUM:

7º.- 28 DE JUNIO, MIÉRCOLES: NÁPOLES.

Nos despiertan a las 8:00. Tras el desayuno trasladamos todo el equipaje a una habitación. Tomamos la Via dei Tribunali. Nicolás fotografía el interior de Santa Maria della Pace, bella iglesia barroca donde se oficia el rito bizantino. Pasamos junto a San Lorenzo Maggiore y San Paolo Maggiore y a las 10:00 llegamos a la

Cappella Sansevero

( http://www.museosansevero.it/html/cappella.htm ). Es uno de los grandes reclamos de Nápoles y, desde luego, un lugar fascinante. Si bien la capilla sePudicizia remonta a 1590, sería mucho después, hacia 1750 cuando Raimondo de’ Sangro, príncipe de Sansevero, duque de Torremaggiore y Grande de España, llamaría a un grupo de artistas italianos para acometer un vasto plan de ornamentación a base de grupos escultóricos que hacen referencia alegórica a distintos miembros de la familia di Sangro. Merecen especial mención el Pudor velado de Antonio Corradini, el Desengaño de Francesco Queirolo y el maravilloso Cristo Velado de Giuseppe Sanmartino. El Príncipe de Sansevero, alquimista, inventor, científico, masón y cortesano, se rodeó de una leyenda que lo suponía en tratos con el diablo. Se le atribuían orgías sangrientas, se decía que el palacioCristo velato resonaba con los alaridos de las víctimas, que se veían extrañas luces. Incluso el delicado trabajo de los pliegues del velo de estas estatuas era atribuido a una fórmula secreta por la que Raimondo podía “marmorizar” las telas. Bajando a la cripta se exponen dos máquinas anatómicas, unos esqueletos con el complejo sistema venoso, arterial y capilar y algunos órganos. La tradición quiere que pertenezcan a una pareja de esclavos negros (ella embarazada) del príncipe, que les inocularía todavía con vida una sustancia de su invención que “metalizaría” las venas. El caso es que se experimenta cierto escalofrío al contemplarlas. No se permite fotografiar en la Capilla. Algunas de las que incluimos fueron hechas por el audaz Sergio. El resto son escaneos de una revista de arte o han sido bajadas de Internet.


Subimos por Via San Paolo, donde abundan las tiendas de instrumentos musicales y por Via S. Maria di Costantinopoli hasta llegar a la Piazza del Museo Nazionale. Cuando nos disponemos a visitar el famoso Museo Arqueológico Nacional, uno de los mejores del mundo, nos informan de que el edificio ha sido tomado por una manifestación de parados. En efecto, desde los balcones penden algunas banderas sindicales. Esto trastoca todos nuestros planes.
Decidimos visitar el
inicio

barrio del Vomero,

donde se encuentra uno de los monumentos más importantes de Nápoles: la Certosa di San Martino (Cartuja de san Martín) (http://sanmartino.spmn.remuna.org/). Así que en la estación Museo tomamos el metro de la línea 1 que nos llevará a Piazza Vanvitelli. Por Via Cimarosa subimos hasta las inmediaciones de Castel Sant’ Elmo. Bordeamos el impresionante castillo, que tiene forma de estrella de seis puntas. Intentamos entrar, pero comprobamos que cierra precisamente los miércoles. Continuamos ahora hacia abajo por la muy deteriorada Via Angelini hasta llegar a Largo San Martino. Desde allí se goza de una de las mejores vistas de la bahía. Pero como esta mañana todo se nos tuerce, la calina enturbia el panorama. Dejamos algunas vistas de la bahía bajadas de Internet, incluyendo una nocturna. Ya solo nos queda un golpe último: el complejo arquitectónico y museístico de la Certosa di San Martino también está cerrado los miércoles, como nos advierte un portero. Cunde el desánimo entre los alumnos, sobre todo cuando tenemos que volver sobre nuestros pasos (ahora cuesta arriba). Hace un calor asfixiante. Cerrados el castillo y la cartuja no nos queda sino descansar en una de las pocas zonas verdes de Nápoles, que se encuentra en este barrio del Vomero: el parque de la Floridiana. Entramos a las 12:40 y damos tiempo libre hasta las 14:30. Al calor se une la humedad. Hacemos cola en la única fuente para llenar las botellas. Unos chavales italianos nos conducen hasta el mirador, pasando por delante de la Villa La Floridiana, que alberga el museo de cerámica Duca di Martina.
Volvemos a Piazza Vanvitelli. Aprovechamos para ir todos a los servicios en la estación de metro. Esto nos lleva casi media hora. A las 15:30 entramos en el

inicio

Museo Archeologico Nazionale  

Safo y dejamos las mochilas en la consigna. El museo (http://www.archeona.arti.beniculturali.it/sanc_it/mann/home.html) es ciertamente espectacular, pero está mal señalizado y la información sobre las obras es escasa. A cambio no se prohíbe fotografiar. Comenzamos con algunas salas de la planta baja para subir a continuación a la Sala de la Meridiana, enorme y suntuoso salón en cuyo centro admiramos el Atlas Farnesio, que sostiene la bóveda celeste, con una de las más antiguas representaciones del zodíaco. Pasamos a la sala que contiene la gran maqueta de Pompeya, construida entre 1861 y 1879 a medida que avanzaban las excavaciones. Reproduce con exactitud las pinturas y mosaicos de las paredes, pintados a escala con acuarela. Seguimos con las salas dedicadas a la pintura y los estucos, donde echamos en falta dos de las pinturas emblemáticas del museo, que han salido para una exposición temporal: la Flora y la llamada Safo. En la entreplanta encontramos maravillosos mosaicos, como el de Alejandro, procedente de la Casa del Fauno de Pompeya. Es el mosaico más famoso entre los que se han conservado. Vemos también en una urna la estatua en bronce original del Fauno que dio nombre a la casa en que se encontró. Muy conocidos son también los mosaicos de los Músicos ambulantes y el Retrato de mujer pompeyana. Admiramos el grupo escultórico de Pan y Dafnis y la graciosa estatua conocida como la Venus del bikini. En grupos pequeños vamos pasando al Gabinetto segreto. Hay un apagón de luz y tenemos que salir todos. Afortunadamente vuelve la luz enseguida. Durante siglos ha sido imposible ver las obras que aquí se encerraron, calificadas de obscenas y peligrosas para la moral pública. Hace muy pocos años que el gabinete está abierto a todos. Contiene pinturas, amuletos, lámparas y relieves de tema erótico que nos muestran la mentalidad más abierta de los antiguos respecto al sexo.
En la sala dedicada a la Villa dei Papiri, de Herculano, llaman la atención de los alumnos las estatuas de mujeres portadoras de agua (erróneamente llamadas “bailarinas”). Algunas chicas no se resisten  la tentación de fotografiarse imitándolas.

Tras este recorrido bajamos de nuevo a la planta baja. En las salas de los maestros griegos vemos a los Tiranicidas procedentes de Villa Adriana y el Doríforo de Policleto. No nos detenemos a ver la exposición sobre los objetos de plata encontrados en Pompeya y salimos al vestíbulo, para desde allí entrar en el ala dedicada a la colección farnesia. Iniciada por el Papa Pablo III, de la familia Farnesio, se convirtió en la más importante colección privada de antigüedades. Muchas de ellas decoraban el Palacio Farnesio de Roma, hoy sede de la embajada de Francia. A finales del siglo XVIII, a pesar de la gran oposición de los romanos, la colección fue trasladada a Nápoles. Llaman inmediatamente nuestra atención algunas obras de gran tamaño, que fueron encontradas en las excavaciones de las termas de Caracalla: el grupo escultórico gigantesco conocido como el Toro Farnesio , que representa el mito de Dirce, atada a un toro furioso por Anfión y Zeto, hijos de Antíope, que vengaron así a su madre.  Otras obras famosas de la colección son la  Afrodita Callipige (literalmente: de bello culo), la Ártemis Efesia, réplica romana de la que se veneraba en Éfeso, y el llamado Gladiador Farnesio. Por último, el extraordinario Hércules Farnesio, en actitud melancólica, que esconde en su mano las tres manzanas de oro del jardín de las Hespérides.Hércules
Finalmente, mientras parte del grupo descansa en la escalinata de acceso al primer piso, los demás bajan al sótano para ver la colección egipcia, donde pueden verse estelas funerarias, estatuillas, vasijas, momias humanas y de animales. Llama la atención el cuerpo momificado de un cocodrilo.
A las 18:10 salimos del museo y tomamos Via Toledo hasta Piazza Dante. El arco que comunica la plaza con Via dei Tribunali está atestado de puestos de libros de segunda mano. Por Via San Sebastiano bajamos a Spaccanapoli (B. Croce) y seguimos hasta la altura de S. Domenico. Pasando por la puerta de la Capilla Sansevero enlazamos de nuevo con Via dei Tribunali. Atravesamos Porta Capuana y llegamos a la Via San Antonio Abate. En esta calle y en sus inmediaciones diariamente se instala un enorme y abigarrado

mercadillo

en el que se vende de todo. Habíamos advertido tanto a los alumnos sobre la posibilidad de sufrir un “tirón” que algunos llegaron a sentir cierta inquietudmercadillo cuando el grupo se deshizo absorbido por la multitud. A las 20:00 nos reagrupamos en la puerta del hotel y nos acercamos al restaurante Cavour, en Piazza Garibaldi.
Tras la cena, a las 21:30, comenzamos una incómoda espera de dos horas, sentados en los bordillos de la plaza Príncipe Umberto. Hace un calor espantoso. La plaza, situada junto al hotel, es sucia y destartalada. Cada uno se entretiene como puede: Algunos juegan al fútbol con una botella de plástico. Un choque sin importancia entre dos coches nos distrae otro rato. Desconfiamos de toda aquella persona que se acerca a nuestras mochilas, pero Sergio y Paco se mantienen atentos. Al fin, a las 23:30 empezamos a bajar las maletas de la cuarta planta del hotel. Un rato después llega el bus que nos llevará al aeropuerto de Roma. Los alumnos se organizan bien en la tarea de cargar maletas y pronto dejamos Nápoles. Poco antes de las 3 de la madrugada llegamos a VFiumicino.


8º.- 29 DE JUNIO, JUEVES: ROMA-MADRID-DÚRCAL.



Algunos aprovechan para asearse en las toilettes del aeropuerto. Otros se tumban directamente a dormir cerca del mostrador de la Thai; los hay que prefieren echar una partida de cartas. Hay una cafetería abierta donde es posible tomar algo caliente. A las 5:30 abren el mostrador y somos los primeros en facturar el equipaje. Tiempo libre hasta las 7:00. A las 7:10 pasamos a la zona de embarque. El avión sale puntualmente a las 7:50. Para las 11 casi todos hemos recogido en Barajas nuestro equipaje, aunque tres maletas tardan otra media hora en aparecer. Un conductor de la agencia Liñán nos está esperando a la salida. A las 11:35 ya vamos camino de regreso. Todos aprovechan para dormir unas horas. A las 14:15 paramos en el restaurante El Coto. El fondo común paga un bocadillo a elegir y una lata. Una hora después reemprendemos la marcha. Nueva parada pasado Campillo de Arenas, para ir al servicio. A las 17:45 llegamos a la plaza de Dúrcal. Despedidas. FIN DEL VIAJE.




           
inicio

RELACIÓN DE MONUMENTOS, MUSEOS Y LUGARES DE INTERÉS VISITADOS:

ROMA:


Catacumbas de Domitila, Termas de Caracalla, Scala Santa, San Juan de Letrán.
    Piazza dei Cinquecento, Estación Termini, Basílica de Santa María La Mayor, Basílica de Santa Prassede, Museo Nacional Romano, Santa María de los Ángeles, Porta Pinciana, Parque Villa Borghese, Galería Villa Borghese. Santa María del Popolo, Porta del Popolo, Plaza del Popolo, Plaza de España, Fontana di Trevi, Plaza del Quirinal, Fontana di Monte Cavallo, San Carlo alle Quattro Fontane (profes).
    Plaza de San Pedro, Basílica de San Pedro,  Museos Vaticanos (Pio Clementino, Egipcio, Galleria Chiaramonti, Estancias de Rafael, Capilla Sixtina, etc.), Piazza del Paschino, Piazza Navona, Fuente de los Cuatro Ríos,  Panteón, San Ignacio, Santa Maria sopra Minerva, el Gesù, Largo Argentina.
Santa María de la Victoria, San Pietro in Vincoli, Coliseo, Basílica de San Clemente (Nicolás), Arco de Constantino, Foro Romano (Arco de Tito, Basílica de Majencio, Via Sacra, Templo de Antonino y Faustina, Templo de Rómulo, Rostra, Curia, Arco de Septimio Severo, etc.). Tabulario, Capitolio, Museos Capitolinos (Palacio de los Conservadores y Palacio Nuevo), Museo del Risorgimento, Mercados de Trajano, Columna Trajana, Monumento a Víctor Manuel II, Plaza de Venecia, Palazzo Venezia (zaguán), Palacio de la Cancillería, Campo dei Fiori, Plaza Farnesio, Palacio Farnesio (ext.), Palacio Spada, ínsula tiberina, Foro Boario (Templo de Portumno y Templo de Hércules, Santa María in Cosmedin, Boca de la Verdad, Circo Máximo, Iglesia de Santa Cecilia, Iglesia de San Francesco in Ripa (ext.), Iglesia de Santa Maria in Trastevere.


POMPEYA:


Necrópolis de Puerta Nuceria, Orto dei Fuggiaschi, Palestra grande, Anfiteatro, Casa de Venus, Casa de Loreio Tiburtino, Termopolio con larario, lavandería de Stefano, Teatro grande, Teatro pequeño, Foro Triangular, Termas Estabianas, Foro, Basílica, Templo de Apolo, Casa del Fauno, Casa de los Vetti (ext.), Villa de los Misterios.

NÁPOLES:


Castel Nuovo (ext.), Galleria Umberto I, Teatro San Carlo (ext.), Plaza del Plebiscito (exterior de Iglesia de San Francisco de Paula y Palacio Real), Via dei Tribunali, Aguja de San Genaro, Catedral de San Genaro, Basílica de Santa Restituta, Área arqueológica bajo Santa Restituta, San Lorenzo Maggiore, San Domenico Maggiore, Spaccanapoli, Iglesia de Santa Clara, Claustro de Santa Clara, Iglesia de Gesù Nuovo, Aguja de la Inmaculada, Capilla Sansevero, Castel Sant’ Elmo, Certosa di San Martino (ext.), Parque de la Floridiana, Museo Arqueológico Nacional, Plaza Dante, Mercado de San Antonio Abad.

PAESTUM:


    Museo. Área arqueológica (Templos de Ceres, Templo de Poseidón y Basílica, Anfiteatro).


Nicolás Latorre Vico
Presentación Roma 1 y 2 Vaticano-Roma 3 y 4 Pompeya Nápoles 1-Paestum Nápoles 2

Página principal

Ir a Viaje 2006

inicio