latín y griego
esfinge
correo I.E.S. "ALONSO CANO". DÚRCAL Enlace a  iesalonsocano.es

cenefa

portada
LEYENDAS MITOLÓGICAS Página principal Dpto. Latín
   Volver

Atlas

Atlas fue uno de los titanes más famosos, hijo de Climene y Japeto. Fue el líder de los titanes en la llamada Titanomaquia, que consistió en una gran batalla que se entabló entre los titanes, que atacaban desde el monte Otris, y los Olímpicos, que llegarían a reinar en el monte Olimpo. Tras once años de duras batallas, la guerra finalizó con la victoria de los Olímpicos, hecho que le acarreó a Atlas el castigo impuesto por Zeus de sostener la bóveda celeste de por vida.

Por su parte el gigante Atlas también juega un papel muy importante en una de las doce pruebas de Hércules. Para comenzar hay que saber que Atlas reinó en el norte de África, donde se encontraba un jardín, y en él un árbol muy especial del cual brotaban frutos dorados (las famosas manzanas de oro). Las Hespérides, hijas de Atlas y Hesperis, guardaban este jardín.


A Hércules se le había encomendado como prueba la adquisición de una manzana de oro del jardín que custodiaba el gigante. Hércules pidió ayuda a Atlas, que se ofreció a coger las manzanas a cambio de que Hércules lo sustituyera entretanto en la pesada tarea de sostener la bóveda celeste. Lo que Hércules no sabía era que Atlas no pensaba volver a su puesto ya que no le satisfacía la idea de volver a soportar ese peso. Viendo las malas intenciones que tenía Atlas, Hércules le tendió una trampa diciendo que volviera a sujetar durante un instante el mundo para que se pudiera colocar bien los ropajes, y aprovechand la inocencia del gigante, Hércules consiguió huir con las manzanas dejando a Atlas en su posición anterior.


Otra de las leyendas en las que se ve implicado este gigante es en la de Perseo. La misión de Perseo era matar a Medusa y, una vez realizada, fue a la tierra de Atlas presentándose como hijo de Zeus y pidiéndole cobijo ya que era muy tarde y no podía continuar su camino. En ese momento el gigante recordó el vaticinio que le habían realizado con anterioridad y que decía que uno de los hijos de Zeus le arrebataría el trono y el árbol con las manzanas de oro. Es por esto que Atlas se negó a acogerlo como huésped y le ordenó furioso que se marchara y en ese preciso instante Perseo sacó la cabeza de Medusa que tenía el poder de convertir en piedra todo aquello que miraba, haciendo que el pobre titán se convirtiera en una piedra enorme que posteriormente pasaría a llamarse como Cordillera del Atlas.

Sea como fuere este personaje aparece siempre en el arte representado como un hombre sosteniendo un globo terráqueo. Atlas sirve como unión para poder ligar el mundo de los astros y las estrellas del espacio con la tierra y el mar que se encuentran abajo. Por eso en ocasiones se lo relaciona con las estrellas y los navegantes y también con la agricultura, debido a que antiguamente se conocía la relación de los ciclos lunares con el nivel del mar.

Paola Zouak Lara, alumna de 2º de Bachillerto

portada
   Volver