latín y griego
esfinge
correo I.E.S. "ALONSO CANO". DÚRCAL Enlace a  iesalonsocano.es

cenefa

portada
LEYENDAS MITOLÓGICAS Página principal Dpto. Latín
   Volver

Calisto y Diana


    Júpiter se enamoró de Calisto, una de las ninfas del séquito de Diana. Al ver que no podía poseerla, tomó la forma de Diana y fue a encontrarse con ella. Cuando ya estaban juntos, Júpiter empezó a besarla en la cara. Calisto se apartó de él al no entender que la casta diosa se comportara así y le preguntó si de verdad era ella. Entonces Júpiter adoptó su forma real y la acarició y besó más que antes sin que ella pudiese negarse. Cuando Júpiter de marchó, Calisto se sintió violada. Dado que Diana se enfurecería si se enterase de que Calisto ya no era virgen, la muchacha decidió no contarle lo ocurrido.

   Un día Diana fue con sus ninfas a bañarse al río. Todas se desnudaron para entrar al agua, pero al ver que Calisto no lo hacía, le quitaron la ropa y vieron su abultado vientre, signo del embarazo. Cuando Diana la vio se enfadó tanto que la expulsó de su cortejo.

   Calisto tuvo el hijo fruto de Júpiter al que llamó Arcas. Juno, al enterarse de que su marido la había engañado, convirtió a la ninfa en una osa.

   Pasaron quince años y Calisto, en forma de osa, se topó con un joven cazador. Los dos se asustaron con el encuentro, pero cuando ella miró a los ojos del joven se dio cuenta de que era su hijo. Al no darse él cuenta de que quién era realmente la osa, le disparó una flecha que Júpiter , compadecido, desvió. Luego convirtió a Arcas en un osezno, para que su madre pudiese estar con él.

   Pasado el tiempo, los transformó en constelaciones, que ahora se pueden ver en el cielo como la Osa Mayor y la Osa  Menor.


                                                            Ana Benavides Cruz, alumna de 4º ESO


Calisto y Diana, por Remedios Sanz Sampelayo
Ilustración: Calisto y Diana, por Mª Remedios Sanz Sampelayo, alumna de 4º ESO


    Aquí tienes otra versión:

    Calisto era una cazadora consagrada a la diosa Artemisa (diosa de la caza), por lo que era virgen y continuamente iba al bosque con sus compañeras a cazar como una manera de brindarle culto a Artemisa (Diana, la cazadora).


    Conociendo a Zeus, sus debilidades, sus pasiones desatadas y su afán sátiro, no nos extraña que se enamorara de Calisto en el momento en que la vio. Me la imagino: medio desnuda y sudorosa, ruborizada por el trabajo de la caza, por la caminata.
.

    Sin embargo, Zeus sabía que Calisto lo rechazaría si intentaba acercársele como hombre, así que tomó la forma de Artemisa para poseerla. La unión de Zeus y Calisto tuvo como fruto a Árcade.

 
    Al darse cuenta Calisto de su estado, trató de ocultar el embarazo, pero un día, Artemisa y sus compañeras decidieron tomar un baño en una fuente y cuando Calisto se desnudó, todas se dieron cuenta de que estaba embarazada.Este hecho fue considerado como una falta por parte de Artemisa, que indignada la expulsó del grupo y la convirtió en osa.


    La transformación posee diversas interpretaciones, pues según unos autores se debió a los celos de Hera (esposa de Zeus), quien le habría pedido a Artemisa el cambio de Calisto como castigo o incluso habría realizado ella misma la metamorfosis. Según otros fue más bien precaución de Zeus, y él transformó a Calisto para protegerla de la venganza de su celosa esposa.







Fuente: Blog "Leda y el cisne"

portada
   Volver